El sacerdote apoyó al padre Pepe y le echó la culpa al demonio.


Este lunes el padre José Pepe Ortega renunció a su cargo tras ser acusado de abusar a un joven a través de mensajes de Whats app. Pero como si esto fuera poco, su colega Rómulo Cámpora lo defendió con declaraciones muy polémicas, según informó Tiempo de San Juan.

Rómulo Campora no se mordió la lengua en ningún momento y dijo lo siguiente: “hay gente que se aprovecha de las debilidades o las tentaciones para crear el escándalo y de esa manera destruir no sólo a una persona, sino también a una institución“. Para Campora, Pepe Ortega es un ejemplo por reconocer que se equivocó.

Las capturas de las conversaciones que mantuvo José Pepe Ortega y una persona que fingió seguirle el juego para dejarlo en evidencia fueron publicadas este lunes por la tarde. Fue el mismo sacerdote quien renunció y salió a pedirle perdón a los seguidores católicos. Pese a asumir la culpa, Rómulo Campora siguió con su repertorio de frases polémicas: “nadie está exento a caer en la tentación. El demonio juega sucio con el sacerdote”.

Para finalizar, el cura dijo: “Aún cuando se sepan las cosas más graves, hay que tener una mirada de misericordia, que es lo que nos está pidiendo Jesús”.






Comentarios