Tras un operativo de vigilancia dieron con el peligroso sujeto, mientras que su cómplice aún permanece prófugo.


Efectivos de la Brigada de Investigaciones Norte detuvieron al protagonista de varios hechos delictivos ocurridos el pasado 29 de agosto, que incluyó un intento de robo y amenazas, y que se terminó dando a la fuga luego de disparar contra efectivos policiales.

Según publicó Diario de Cuyo, el “Pailón” Ruarte está señalado como uno de los hombres que, junto a un cómplice, intentaron ingresar a una casa del barrio Fermín Rodríguez, ubicado en la Ciudad de San Juan. La maniobra delictiva de los sujetos quedó trunca cuando vecinos del lugar, advirtiendo el hecho, espantaron a los ladrones, quienes en su huida dejaron abandonada la moto en la que se desplazaban.

Alertada la Policía, efectivos de la Comisaría 4º llegaron al lugar y luego de recoger el testimonio de los testigos del hecho, dispusieron el traslado del rodado abandonado, una moto marca Honda Titán 200cc, a la dependencia policial.

Para sorpresa de los vecinos, Ruarte regresó junto a su cómplice al lugar del crimen para intentar recuperar la moto y al constatar que la misma había sido radiada, comenzaron a amenazar a los vecinos con armas de fuego. Fue entonces que un nuevo llamado telefónico alertó a la policía, cuya llegada motivó la fuga de los delincuentes.

En la persecución, los malvivientes dispararon sus armas en numerosas ocasiones desde el auto en movimiento contra el móvil policial, hasta llegar al barrio Arenales, en Chimbas, en cuyo ingreso dejaron el vehículo abandonado y lograron escapar de la policía.

Tras un trabajo investigativo, los uniformados pudieron establecer la identidad de los delincuentes y tras realizar un operativo de vigilancia lograron detener al “Pailón” Ruarte, quien intentó escapar por los techos de las casas del lugar, empresa que no tuvo sin éxito.

El delincuente detenido fue puesto a disposición del Quinto Juzgado de Instrucción y quedó imputado por los delitos de robo en grado de tentativa, amenazas agravadas y daño agravado.




Comentarios