Apela a la responsabilidad de los sanjuaninos para mantener el estatus sanitario.


Cada vez menos sanjuaninos usan tapabocas, aumentan los detenidos por fiestas clandestinas y se percibe cierto relajamiento en las calles debido al buen estatus sanitario de la provincia. Es por esta razón que el Gobierno salió con una campaña que busca concientizar sobre la necesidad de continuar en alerta para prevenir el coronavirus. La campaña apela a la responsabilidad de cada uno para mantener esta especie de burbuja gracias a la cual en San Juan solo hay 20 casos positivos registrados hasta el momento, al mitad curados y la otra mitad asintomático.

El principal objetivo del gobierno es mantener a la provincia sin circulación viral. Para ello, se han concentrado los esfuerzos en reforzar los controles en los pasos fronterizos y en los transportistas, que son quienes viajan en forma constante por todo el país. La campaña se enfoca en reafirmar la importancia del distanciamiento social, el uso del tapabocas y el mantener las manos en constante higiene como así también reforzar el uso de alcohol en gel para desinfectar las manos.

“¿Qué pasaría si te dijeran que volvemos al aislamiento total? Esta es la pregunta disparadora a partir de la cual se recuerda lo que implica la fase 1, no sólo en términos económicos sino también en términos emocionales. Actualmente la provincia tiene el 95% de la actividad económica en funcionamiento, las reuniones sociales están permitidas con un límite de 12 personas, los bares y restaurantes están abiertos hasta las 02, entre otros beneficios que permiten sostenerse gracias al buen estatus sanitario.

Al respecto, el gobernador Sergio Uñac dijo en la presentación del plan de contención en caso de que aparezcan brotes: “Es una de las provincias que mejor estatus sanitario tiene, con mayor movilidad económica. En cuanto desafío se nos propone, los sanjuaninos nos arremangamos y nos ponemos a trabajar para dar batalla, en este caso a la pandemia que ha complicado al mundo”.




Comentarios