El pequeño tenía un año y su mamá lo llevó al hospital pero ya estaba muerto.


Una tragedia conmocionó a una comunidad sanjuanina porque la víctima es un bebé de nada más que un año. Fue este martes por la noche que el pequeño llegó al hospital cercano a su domicilio, en brazos de su mamá, pero según informó la Policía al diario Tiempo de San Juan, ya estaba fallecido. Ahora intervino la Justicia e investigan cuáles fueron las causas del deceso. No descartan ninguna hipótesis hasta no tener los resultados de la autopsia.

El pequeño vivía con sus padres en la zona de Pocito, un distrito rural al Sur de la provincia de San Juan. Su madre lo llevó hasta el Hospital Federico Cantoni, de ese departamento, y los médicos constataron su muerte. El nene se llamaba Mirko Figueroa Romero y ya tenía antecedentes de problemas respiratorios. Es por esto que creen que la causa de muerte podría haber sido esa pero, de todas formas, investigan lo ocurrido. 

Según la Policía el domicilio de Mirko era la intersección de las calles Alfonso XIII12. Su mamá contó que se descompensó y por eso decidió llevarlo de urgencia al nosocomio. La joven tiene 26 años y fueron sus vecinos los que la auxiliaron y la trasladaron en un vehículo particular hasta el centro de salud más cercano. Los médicos trataron de reanimar al bebé pero fue inútil. Ahora el cuerpo de Mirko está en la Morgue Judicial donde le harán la autopsia para descartar cualquier tipo de sospecha. Ni su madre, ni su padre estarían implicados en el fallecimiento del pequeño y por eso no están detenidos. 




Comentarios