Ocurrió en la celebración de Año Nuevo en San Juan. La víctima tiene 8 años.


Un menor sufrió graves heridas en la mano derecha cuando jugaba con pirotecnia en los festejos de Año Nuevo en la provincia de San Juan. Los padres lo llevaron de urgencia esa misma noche al Hospital Guillermo Rawson, donde finalmente tuvieron que amputarle tres dedos de la mano derecha. Según publicó Diario La Provincia, la víctima tiene 8 años y es oriunda del departamento Rivadavia.

El incidente sucedió en calle Teniente Ibáñez, en la localidad de La Bebida. Una familia se encontraba festejando cuando en un descuido la víctima y otros familiares empezaron a utilizar petardos sin la supervisión de un mayor. Sin embargo todo terminó de la peor manera cuando a uno de los menores le explotó un elemento con pirotecnia y como consecuencia padeció serios daños en sus falanges derechos, además de una herida cortante en la mano izquierda.

Los padres llevaron al chico de urgencia a la guardia del Hospital Marcial Quiroga, pero por la magnitud del caso lo trasladaron de inmediato al nosocomio capitalino. Allí fue operado de urgencia y como tenía prácticamente destrozada la mano tuvieron que amputarle tres dedos (pulgar, índice y del medio). Por observación, el menor quedó internado en una sala común del Rawson.

Distinto ocurrió en Nochebuena y Navidad, fechas en las que no se registraron heridos por pirotecnia en San Juan.




Comentarios