Se trata de la firma Tía Maruca, que desde 2017 funciona en Albardón. La empresa adeuda una quincena y el aguinaldo.


Crece la preocupación en la provincia de San Juan por la crisis financiera que atraviesa la empresa Dilexis que fabrica las famosas galletitas “Tía Maruca”. La firma mantiene un fuerte conflicto con sus empleados, quienes están cobrando el salario en cuotas y aún no perciben el medio aguinaldo correspondiente al mes de julio. Ya les rescindieron el contrato a 50 empleados temporarios y ahora peligran otros 400 puestos laborales.

“La situación de la empresa es compleja en lo económico, todavía están entablando negociaciones entre el sindicato y la empresa para mantener los puestos de trabajo fundamentalmente”, explicó al respecto Roberto Correa Esbry, subsecretario de Trabajo, a Tiempo de San Juan.

Según el funcionario, por ahora no hay trabajadores de planta permanente despedidos: “El panorama es complejo, las empresas tienen dificultades para vender por la inflación. Hasta el momento no hay denuncias en la Subsecretaría, el sindicato está negociando de forma directa con la empresa, pero si la situación se agrava y se demora el pago de aguinaldo vamos a tener que intervenir”.

La emblemática firma fue abierta por Sasetru en 1980 en el departamento Albardón, a 12 kilómetros de San Juan Capital. Sin embargo quebró y estuvo cerrada hasta 1997 que la compró grupo Dilexis. En 2011 fue adquirida por la firma Pepsico que la operó hasta 2017, cuando Alejandro Ripani, dueño de Tía Maruca, la compró y realizó una inversión de 5 millones de dólares en tecnología para duplicar la producción.

Según Correa Esbry, ahora con la situación económica nacional los índices de producción industrial manufacturera están en caída libre desde hace varios años. Sin embargo, señaló que “Vamos a intervenir de algún forma seguramente esta semana. Estamos apostando a cuidar las fuentes laborales y que se siga sosteniendo la firma”.






Comentarios