Es la propietaria de la casa donde vive la mujer con sus hijos. Describió como un hombre muy celoso a Fabián Pereyra.


Viviana Galarza y su pareja Fabián Pereyra permanecen aún internados en el hospital regional recuperándose de sus heridas.

Ella por las lesiones con arma blanca que recibió y él, por los golpes que le propinaron los vecinos para que detenga la agresión.

Los familiares de ambos aún este martes intentan entender qué pasó.

La pareja tienen hijos: un nene de 12, otro de 10 y una nena de cerca de 2 años. Fabián Pereyra tenía hijos de una relación anterior.

Ella quería viajar a Quebracho este mastes a visitar a su papá, dijo Norma, la tía de Fabián, que habló con Radiocanal.

Pero, el hecho de la nueva denuncia de la mujer enloqueció al agresor, que la apuñaló en el tórax, en la cabeza y en la cara.

El hombre ya estaba en problemas, incluso tenía una orden de restricción.

Ella fue a la policía en la tarde del ataque porque la había vuelto a amenazar amenazado.

“Él es muy celoso”, dijo Norma.

Hubo gritos y uno de los hijos corrió a pedir auxilio a los vecinos. Cuando Norma salió de la vivienda, ya todo había finalizado, al menos la parte más violenta del hecho.

“A ella la vi llena de sangre, y a él también”, dijo Norma.

“La justicia sabrá lo que debe hacer”.

El parte médico.  La mujer se recupera favorablemente de las siete puñaladas que recibió a la altura del cuello, rostro, cabeza, tórax y brazos.

Viviana Galarza (36) “pasó estable la noche y no hubo que intervenirla quirúrgicamente”, indicó Valentín Vicente, director del Hospital “J. B. Iturraspe”.

Fabián Pereyra (48), se recupera de la paliza que recibió cuando intentó huir pero un grupo de vecinos lo detuvo a los golpes, mientras aguardaban el arribo de personal policial y ambulancias para asistir a la mujer herida.






Comentarios