Hubo buenas noticias respecto a la situación epidemiológica de Salta. Desde el COE provincial confirmaron que la curva de contagios de COVID-19 tiene un ascenso sostenido pero lento, y que algunos departamentos como Capital, La Caldera, Rosario de Lerma, Los Andes y La Candelaria, salieron de la zona de riesgo en relación a la cantidad de datos. Sin embargo, las autoridades sanitarias piden que la población que no se relaje porque el impacto de la segunda ola del coronavirus es incierto.

En este contexto de anuncios y advertencias, el titular del COE provincial, Francisco Aguilar resaltó que hay un gran número de jóvenes de entre 35 y 55 años, que están internados con neumonías graves a raíz del COVID-19. En este sentido manifestó que es necesario continuar con la conciencia colectiva para evitar la propagación del coronavirus, además de respetar los protocolos correspondientes según las actividades que se desarrollen.

Recordamos que la semana pasada, el jefe del programa de Vigilancia Epidemiológica, Francisco García Campos, explicó que el grupo etario que refleja un mayor número de casos de COVID-19 es el comprendido entre los 10 y 29 años. Esto demuestra que la realidad cambió con respecto al año pasado, y que el comportamiento de la nueva sepa del coronavirus es diferente. Además, este lunes el jefe de la Sala de Situación, Miguel Astudillo, señaló que el porcentaje de ocupación de camas en terapia intensiva es del 75% y de las camas COVID-19 es de un 30%.