El martes pasado, Nación mantuvo reuniones con los gobernadores de las provincias para determinar cuáles serán las próximas medidas para enfrentar la segunda ola del coronavirus en el país. La situación epidemiológica de cada distrito es diferente pero el impacto del rebrote se sentirá en todo el territorio argentino en una cuestión de días. En Salta las restricciones comenzarán por la nocturnidad, adelantó el secretario General de la Gobernación, Matías Posadas.

El funcionario explicó que Salta no está dentro de las provincias con alto riesgo epidemiológico pero no descartó que la situación se revierta en poco tiempo. La idea es que las nuevas medidas no afecten la actividad económica ni la presencialidad en los establecimientos educativos. “El viernes vence el decreto nacional que está vigente y esperamos el nuevo decreto entre este miércoles y jueves. No se aplicarán las mismas restricciones en todo el país porque no todas las provincias estamos en la misma situación”, destacó Posadas.

Finalmente señaló que con el nuevo presidente del COE (Comité Operativo de Emergencia), Francisco Aguilar, se están poniendo a punto y reactivando sectores para la atención de servicios sanitarios, la ampliación de camas, el 148 y el hospital Papa Francisco.

Por otro lado, desde el Gobierno de la Provincia manifestaron que en los próximos días se vacunará contra la COVID-19 a 9.900 salteños que tienen turnos y a más de 11 mil que tienen preturnos, a quienes se les están asignando en estos momentos el lugar y fecha de la aplicación. Desde que se habilitó el sitio vacunate.salta.gob.ar, se otorgaron 74.101 preturnos por medio de esta página y se dieron 61.752 turnos. Por ahora, los preturnos pueden sacarlos quienes tienen más de 70 o más de 60 años de edad.