Federico Obeid, fiscal penal 1 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual de Salta, requirió ante el Juzgado de Garantías 5, la elevación a juicio de la causa que tiene como imputado a un hombre de 22 años, acusado del delito de abuso sexual con acceso carnal, en perjuicio de una menor de 17.

Por otra parte, el fiscal también requirió el sobreseimiento de un segundo imputado de la misma edad, luego de que la investigación permitiera determinar que no intervino en el hecho.

El hecho fue denunciado por la madre de la víctima, menor en ese entonces y con un retraso madurativo leve. La participación del acusado se desprende de la declaración de la menor, quien sostuvo que la tarde del 31 de julio de 2019, tras retirarse anticipadamente del colegio al que asistía, se reunió con el acusado y el joven que fue sobreseído, en la casa el imputado, en Rosario de Lerma, y empezaron a tomar bebidas alcohólicas.

Sin embargo, en cierto punto la madre del acusado los echó de la casa, y los tres se subieron en una moto y se dirigieron a la cancha El Timbó, a seguir bebiendo. Un testigo advirtió la situación y realizó una denuncia al 911.

Una vez allí, el acusado habría aprovechado el estado de embriaguez de la víctima para abusar sexualmente de ella.

En sus fundamentos, el fiscal penal Federico Obeid, sostuvo que si bien en la pericia de cotejo genético no se observaron perfiles genéticos del acusado, no puede perderse de vista que el informe sobre las muestras indicaron la existencia de plasma seminal humano (aunque sin la existencia de espermatozoides, lo que hubiera permitido dilucidar su perfil genético).

En cambio, sí encontraron material genético en las ropas del imputado, en las que se observaron células epiteliales y espermatozoides, cuyo perfil genético presenta compatibilidad con el perfil genético de la muestra que se tomó al joven.

Tales indicios, permiten a la fiscalía sostener como probable que el acusado abusó sexualmente de la menor y de allí la existencia de líquido seminal en los hisopados de aquella, para luego encontrar células epiteliales y espermatozoides en la prenda peritada.