Este miércoles detuvieron al intendente del municipio salteño de El Quebrachal, Rolando Rojas, luego de que su expareja lo denunciara por violencia de género. Sin embargo, sólo estuvo tras las rejas un par de horas hasta el e Juzgado de Garantías N°1 de El Quebrachal de Joaquín V. González lo dejó el libertad, y le impuso una perimetral con la víctima.

Desde que asumió la intendencia, Rojas estuvo envuelto en diferentes escándalos. En abril de este año fue imputado por intentar cobrar el IFE, además desde hace meses el Concejo Deliberante le pide que presente informes sobre su manejo de los fondos. “Una de las promesas de campaña era llevar transparencia a la comunidad y no lo vemos. Es evidente que se están robando los fondos del municipio”, comentó el concejal, Jairo Romero, a Central Policial por CNN Salta. El edil también adelantó que presentó un proyecto de intimación al Estado municipal para que presente los informes solicitados.

La nueva causa que pesa sobre el polémico jefe comunal está caratulada como “lesiones leves agravadas por la relación de pareja preexistente y por mediar violencia de género y amenazas” hacia la mujer. A cambio Rojas deberá fijar domicilio en la zona y tiene prohibición de acercamiento a la víctima, además tendrá que realizar tratamiento psicológico y estar a disposición del Juzgado de Garantías cada vez que sea requerido.