El viernes pasado se dio a conocer la noticia de que la imagen de la Virgen de La Caldera había sido decapitada por segunda vez, y gracias al testimonio de dos vecinos los investigadores de la Unidad Especial del CIF pudieron identificar al responsable.

Según los testimonios, el pasado jueves a las 21.45 los vecinos vieron un automóvil Fiat Idea de color gris estacionado sobre la banquina de la Ruta Nacional Nº 9, con las balizas encendidas. Inmediatamente, registraron también a un hombre delgado alejarse de la imagen de la Virgen para luego correr hacia el vehículo estacionado, y partir a toda velocidad hacia la provincia de Jujuy.

La situación confundió a uno de los testigos, quien decidió detener la marcha y pudo observar que la imagen de la Virgen estaba vandalizada. Inmediatamente se puso en contacto con las autoridades municipales y policiales, siendo que en octubre del año pasado se encontró la imagen sin cabeza por primera vez. Este accionar causó gran indignación de todos los vecinos de La Caldera, por lo que la Municipalidad decidió accionar.

Decapitaron una imagen de la Virgen en un pueblo salteño. (Facebook Parroquia La Caldera)

En diciembre se pudo restaurar la imagen, y en ese entonces el intendente Diego Sumbay, en diálogo con Profesional FM, expresó que había radicado la denuncia correspondiente para encontrar a los responsables. Esta investigación se encontraba conflictuada por no haber cámaras de seguridad en la zona.

Finalmente, los investigadores recibieron información de un control policial de Jujuy que los ayudó a identificar a Sergio Luciano Frías de 34 años, con domicilio en barrio Castañares. Cuando los investigadores llegaron identificaron el vehículo, pero el sospechoso se escapó y se refugió en una vivienda particular. Lamentablemente, el juez rechazó el allanamiento de este domicilio.