El octubre del año pasado, la imagen de la Virgen María de la Caldera fue decapitada, reconocido como el tercer atentado a símbolos religiosas en la zona ese mes. También habían arrancado la cruz que da el nombre al emblemático cerro, y la incendiaron. Lamentablemente, la imagen de la Virgen volvió a ser atacada esta semana.

En un comunicado del jueves 7 de enero, la Parroquia La Caldera comunicó que la imagen había sido decapitada una vez más. Llevaba apenas un mes refaccionada, gracias a las autoridades de la Parroquia y el intendente local.

Ante este atentado que conmueve a la comunidad, el Intendente realizó la denuncia policial correspondiente en la Sub-Comisería de La Caldera. Se espera que con esta acción, la comunidad pueda aportar información, y se atrape a los culpables de este hecho aberrante.

La Fiscalía Penal Nº 1 es la cual intervino, trabajando sobre el testimonio de una persona que describió a un hombre que vio en la zona donde está la Virgen, el cual huyó en un automóvil gris por la Ruta Nacional 9 al notar su presencia. Por el momento, se busca identificar a este sujeto, puesto que el testigo no pudo registrar la patente. Se pidió también colaboración a la policía caminera de la provincia de Jujuy.