La Mesa Intergremial de Salta solicitó en conferencia de prensa que se suspendan por 15 días las clases presenciales en toda la provincia a partir del lunes 17 de mayo. Piden que en ese tiempo se logre la vacunación de los más de 10 mil docentes que aún faltan, y ya contabilizaron 600 docentes contagiados.

El secretario general de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), Eloy Alcalá, explicó que esperan que en esas dos semanas se pueda inocular a los maestros que faltan. Además denunció que no se cumplieron las condiciones de bioseguridad acordadas con el Gobierno a principios de año, como tampoco lo pactado sobre cubrir los cargos vacantes para completar el equipo educativo y la provisión de insumos de limpieza.

“Pedimos, entonces, la suspensión de clases presenciales por 15 días a partir del 17 de mayo para se cumpla con lo pactado”, anunció el dirigente, quien además aclaró que no se trata de un paro sino un tiempo para avanzar con el proceso de vacunación.

Alcalá aseguró en Salta 12 que llevan contabilizados a 600 maestros positivos de COVID-19. Recordó que hace tres semanas eran 250, por lo que este crecimiento les genera una mayor preocupación. “Por eso es urgente que se complete el cuadro de vacunación”, destacó.