El día sábado encontraron a la vera de la Ruta 81, en la localidad salteña de Pluma de Pato, el cuerpo de una niña de 12 años. Durante la mañana del domingo detuvieron a un adolescente que se escondió en una vivienda de Coronel Juan Solá. Ambos menores pertenecen a la comunidad wichi.

La víctima fue identificada como Pamela Julia Flores y fue encontrada por un hombre que buscaba leñas en esa zona de matorrales, detalla El Tribuno. Según los primeros datos arrojados por la investigación, el viernes por la noche la menor estuvo en casa de su tío y fue vista por última vez junto al adolescente detenido.

Adolescente detenido por el crimen de Julia Fernanda Flores. Foto: UVC Canal 10

A las dos de la mañana, los jóvenes se habrían retirado de la casa del tío de Julia, última vez que la vieron con vida. Según los datos que arroja la autopsia, la niña murió por lesiones varias que se las habrían generado en el matorral donde se la encontró.

Quedó a cargo de la investigación, el fiscal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal en feria, Gonzalo Ariel Vega.