Días atrás hubo un incidente entre empleados y unas personas que se encontraban en la estación de servicio que está en el acceso a Metán, y que es propiedad del senador, Daniel D´Auria. Un hombre que fue testigo de la pelea, que incluyó piñas, rotura de vidrios y de vajilla, denunció que el legislador llegó al lugar con un arma y efectuó un disparo.

D’Auria, por el contrario, negó la acusación en su contra y explicó que cuando llegó al lugar intentó calmar los ánimos de los protagonistas de la violenta gresca, quienes se dieron a la fuga en una camioneta VW Amarok blanca. Recalcó, además, que presentará una contradenuncia para comprobar su inocencia.

“Desmiento totalmente haber hecho disparos al aire como dicen, y estoy a disposición de la Policía que realiza la investigación”, subrayó en una entrevista con Central Policial. “No porto armas ni ando con guardaespaldas. Doy la cara porque no tengo nada que esconder, el que nada hace nada teme”, sentenció.

El senador por Metán también aseguró ser víctima de una persecución política y adelantó que renunciará al cargo. “Se agarran de cualquier cosa para inculpar y el más perjudicado en todo esto soy yo. Voy a presentar mi renuncia porque no se puede vivir así, me están hostigando porque no soy un obsecuente de la política. No necesito de la política”, finalizó.