Los dos autos afectados estaban estacionados sobre calle Virgilio Tedín al 700.


No todas las personas encajan de igual manera un desengaño amoroso, aunque este joven salteño de 24 años parece que llevó su despecho a extremos que se salen de los parámetros normales.

Según confesó el propio joven a la policía, momentos antes había discutido con su pareja, y para descargar su frustración, optó por entregarse a un frenesí vandálico en perjuicio de los dueños de los vehículos que se encontraban estacionados en la zona.

Dos hombres que presenciaron los hechos realizaron sendas denuncias al sistema de emergencias 911, y posteriormente pudo comprobarse mediante cámaras de seguridad la identidad del vándalo, a quien los oficiales lograron identificar y procedieron a detenerlo unas cuadras más adelante.

Al momento de su detención el joven confesó el porqué de su accionar, y a los minutos arribó a la escena la novia en cuestión, quien confirmó que habían discutido e incluso indicó que el acusado estaba muy violento e intentó ingresar por la fuerza a la vivienda de ella.






Comentarios