Tras las restricciones establecidas por el COE provincial durante el Milagro, el miércoles pasado reabrieron los bancos en Salta. Durante la mañana se vieron largas filas de gente, de todas las edades, esperando para hacer trámites.

La postal fue preocupante en un momento sanitario complicado para la provincia ya que, como explicó el titular del COE Francisco Aguilar, Salta está comenzando a transitar el pico de la pandemia y todavía queda un largo camino por sobrellevar. Además, el ministro de Salud de la provincia, Juan José Esteban, también reconoció que el sistema sanitario al límite y que es fundamental que la sociedad respete el aislamiento.

Frente a la conglomeración de gente que se vio el miércoles en el centro salteño, Aguilar advirtió que se podrían cerrar bancos si no se controla la cantidad de personas ni se respeta protocolos. "Cerrar un banco es un problema, no solo se trata del cobro, la gente hace otros trámites, pero si la situación sanitaria lo amerita, hay que ir viendo qué se va cerrando. No es nuestra política cerrar", manifestó a FM Profesional.