Debido a la baja en el caudal del río Bermejo, ciudadanos bolivianos pueden ingresar al país con mayor facilidad.


En los últimos días crece la preocupación por la situación sanitaria en la frontera de Salta con Bolivia, debido a una considerable baja en el caudal del río Bermejo, ciudadanos bolivianos pueden ingresar con mayor facilidad al territorio nacional de manera ilegal.

Por este motivo, el Gobierno Nacional dispuso reforzar los controles de Gendarmería en las inmediaciones del paso internacional de Aguas Blancas con el objetivo de limitar y ordenar la circulación transfronteriza.

Es a partir del jueves 13 de agosto que comenzó a registrarse una significativa baja en las aguas del Río Bermejo, provocando que verdaderas hordas de ciudadanos del vecino país se vuelquen al río para tratar de ingresar al país.

Tan es así que las autoridades provinciales dieron aviso de esta situación al Gobierno Nacional, desde donde movilizaron fuerzas para dar respuesta al descontrol que se vive en esta zona fronteriza, en particular en la localidad de Aguas Blancas.

Lo cierto es que la situación frente al coronavirus empeora día a día en el norte, y no son pocos los que atribuyen el incremento de casos al ingreso indiscriminado de personas desde Bolivia, donde los casos crecen exponencialmente. Por este motivo, el trabajo de Gendarmería consiste en frenar el ingreso ilegal para controlar la anómala situación y para devolver la mayor normalidad a la región aún bajo la excepcional situación impuesta por la pandemia.




Comentarios