Con tan solo un año, este bebé salteño pasó seis meses en tratamiento en el Hospital Garrahan en Buenos Aires.


Con tan solo un año de vida, Iker Lautaro, acaba brindar la más dura de las batallas, y tras 15 sesiones de quimioterapia en seis meses en el Hospital Garrahan, este joven héroe sale victorioso en su lucha contra el cáncer.

El joven Iker junto a su padre. (web)

Iker es oriundo de la ciudad de Salta, donde vive junto a sus padres, Celeste y Lucas, en el barrio el Rosedal, hogar al que este joven gladiador retorna ahora victorioso luego de la dura batalla.

A principios de mayo de este año, Iker había sido trasladado de urgencia en el helicóptero sanitario al Hospital Garrahan en Buenos Aires para recibir el tratamiento. Y fue recién el viernes pasado que sus padres recibieron la gran noticia que les permitió aliviar la gran angustia en que vivieron envueltos los pasados meses.

“Si bien fue duro estar lejos y para ayudar a los papis hicimos una recolección de dinero realizando locro y empanadas para vender. Iker recibió el apoyo de todos hasta del intendente Sáenz y una jueza del Poder Judicial”, contaron los familiares de Iker.




Comentarios