Tras 12 años como gobernador de la provincia de Salta, y luego del intento fallido por llegar a la presidencia como vice de Roberto Lavagna y sin cargo político, de momento, Juan Manuel Urtubey toma distancia del escenario político de la Argentina. Probablemente para rediseñarse y volver a trabajar por su sueño presidencial, ya que raro sería verlo en la actividad privada.

Reunión Urtubey con Sáenz (Prensa Gobierno)

Apenas en un mes, el 10 de diciembre, se cumple el mandato de gobernador. Y una vez hecho el traspaso a su sucesor, Gustavo Sáenz, Urtubey se encontrará oficialmente desempleado.

Según publica Infobae, después de dejar su cargo, el futuro exmandatario partirá a Punta del Este de vacaciones, a descansar en la playa junto a su familia, su esposa Isabel Macedo y la hija de ambos Isabelita.

(Instagram: @isabelmacedophoto)

Luego de su estancia playera, Urtubey partirá a Sevilla, donde se instalará tres meses para dar clases en la Universidad de Loyola. Es de suponer que allí aprovechará para despegarse de la política y descansar de los agotadores meses de campaña electoral.

Sin embargo, el alejamiento de la política es solo temporal, ya que su vuelta a la Argentina será buscando fortalecerse como el referente del peronismo moderado. En la misma línea del espacio de consenso que había creado junto a Roberto Lavagna.

Juan Manuel Urtubey junto a Roberto Lavagna

Así, de la mano de su socio político Emilio Monzó, buscará crear un espacio peronista que ofrezca una alternativa moderada al kirchnerismo, y distanciándose también del macrismo. Pero ya habrá tiempo para la política, porque primero le toca descansar en Punta del Este, y después lo espera Sevilla.