Después de dos años de hiato en la causa, un hombre fue imputado por el femicidio. Su hermana salió a defenderlo.


Una vez asumido Abel Cornejo en su nuevo puesto de Procurador General, viejas causas que se encontraban paralizadas comenzaron a moverse nuevamente, repartiendo acusaciones de inoperancia para todos lados, y trazando nuevas líneas de investigación.

Uno de esos casos es el del asesinato de Jimena Salas en Vaqueros, una causa a la que no se aportaron más datos y quedó paralizada hace dos años. Los fiscales a cargo fueron removidos del caso y reemplazados por otros, y en el marco de las nuevas investigaciones, fue detenido e imputado un hombre por el asesinato.

Jimena Salas fue brutalmente asesinada de 41 puñaladas.

Si bien el nombre del supuesto sicario no se hizo oficial, trascendió que se llama Sergio Horacio Vargas.

Verónica Vargas, hermana del imputado, habló con FM Profesional, y aseguró que el hombre es inocente, y que es todo una puesta en escena: “Es un perejil por que es humilde. No tiene estudios ni dinero para pagar un abogado”, dijo la mujer. El acusado trabaja en construcción, es vendedor ambulante y vive en Parque La Vega.

Lo único que se sabe es que Vargas estuvo recorriendo Vaqueros ofreciendo sus productos en vísperas del brutal asesinato de 41 puñaladas de Jimena Salas.

El viernes pasado allanaron su casa y la de su anciana madre secuestrando ropa, cuchillos e incluso una correa de perro.

La última foto de Jimena Salas.

Es necesario recordar que la última foto de la víctima con vida es sujetando a un perro caniche, publicando que está perdido. El autor de esa foto se desconoce, pero se presume que sería el asesino.






Comentarios