La tristeza y bronca por el asesinato de Fernando Dipré en la zona oeste de Rosario se hizo visible este martes con una protesta por el homicidio en barrio Azcuénaga. Durante la concentración se expresaron fuertes críticas hacia la política de seguridad del Gobierno de Santa Fe e incluso rechazaron la presencia policial.

El día después del crimen registrado sobre Eva Perón y Larrea, la manifestación se llevó a cabo en el mismo lugar donde la víctima murió tras recibir un balazo por la espalda. En ese sitio pintaron una estrella roja para recordar al exdueño de la escuela de conductores Fer Car, quien actualmente trabajaba como remisero.

Durante el encuentro de vecinos y amigos de Fernando, la Policía acudió para vigilar la zona mientras estaba cortada la calle. Sin embargo, quienes estaban allí reaccionaron disgustados y el patrullero se alejó del sector donde se llevaba a cabo la protesta por el episodio registrado la noche anterior.

Durante la manifestación se escucharon gritos y aplausos para exigir una respuesta del Estado ante los robos recurrentes en esa zona, donde también se produjo el año pasado el homicidio de Tomás Felipe “Trinche” Carlovich. Según la Fiscalía, la principal hipótesis en torno a este último caso es que a Dipré lo mataron en un asalto a mano armada.