Luego de la enésima demora del Gobierno nacional en el envío de fondos para el transporte del interior, se conoció la noticia de que otorgará $4.000 millones para asistir a las provincias de todo el país, que implicarán para Santa Fe menos de lo que venía recibiendo. Para compensar ese desfasaje, se habilitó al descongelamiento del precio del boleto.

Este sábado se dio conocer la forma de pago del saldo de $6.500 millones de Nación en concepto de subsidios al transporte del interior, para completar los $16.500 millones anuales, el triple de lo aportado en 2019.

Santa Fe cobrará cuatro cuotas de $187 millones y no de $226 millones, como venía percibiendo. Y habrá que estar atentos a la fecha en la que percibe ese dinero, que hasta ahora siempre llegó mucho más tarde de lo acordado, lo que derivó en sucesivos paros. De hecho la última medida de fuerza se levantó porque el municipio adelantó su parte, porque desde la Casa Rosada nada llegó todavía.

Con el recorte nacional, se autorizará a subir el boleto, cuya última actualización fue en septiembre de 2019 cuando quedó en $31,90. El último estudio de costos arrojó que el valor en junio debía ser $73,81, aunque se estudia llevarlo a $50 antes de fin de año.