Soledad Pastorutti reveló el motivo por el que dejó de hablar con su esposo por un mes

La Sole estuvo en La Peña de Morfi y contó por qué estuvo tanto tiempo separado de su marido.
La Sole estuvo en La Peña de Morfi y contó por qué estuvo tanto tiempo separado de su marido.

La cantante argentina contó lo que hace que se pelee fuertemente con Jeremías, su esposo y padre de sus hijas. Después de años se pusieron de acuerdo para que la situación no se repita. ¡Leé la nota y enterate la razón de disputa!

Soledad Pastorutti reveló que una vez tuvo una fuerte pelea con su marido Jeremías por ser rivales en equipos de fútbol, lo que llevó a que la pareja no se hable por un mes. Desde ese día, el matrimonio decidió no hablar más de “fútbol, política y religión” en su casa.

La cantante estuvo invitada en La Peña de Morfi y fue acompañada por su esposo y padre de sus hijas Antonia y Regina. Al ser consultada por Jey Mammon sobre sus diferencias matrimoniales, Soledad contó entre risas que “puede ser” que no hayan hablado por un mes.

Para entender la situación, la jurado de La Voz Argentina explicó que son fanáticos de equipos completamente contrarios. “Él es de River, yo soy de Boca. Él es de Belgrano en Arequito y yo soy de 9 de Julio. Pero con los años creo que hemos encontrado la manera de… Yo, por ejemplo, lo banco a él cuando no jugamos en contra, obviamente, y él me banca a mí”, expresó.

A qué se dedica el marido de Soledad Pastorutti
A qué se dedica el marido de Soledad Pastorutti

De todas formas, la pareja prefirió no ver nunca más los partidos juntos. La Sole aseguró que él “se pone como el tipo este que grita, insoportable, mala onda”. Razón por la que “los clásicos hace muchos años que no los veo”, manifestó Jeremías.

“Cuando hay partido yo me iba con las nenas, dije ‘no puede ser’, pero igual lo entiendo, yo soy así también”, agregó la cantante.

Además del fanatismo por el fútbol, la cantante contó que su elección en La Voz Argentina también es un tema de conflicto porque su familia se involucra mucho con las historias de vida de los participantes. “Hay discusiones todo el tiempo. Antonia ni me mira”, concluyó Soledad entre risas.

Temas Relacionados