Tras empatar con Banfield, Rosario Central festejó su nueva estrella en casa

El Canalla no se lució durante el partido, pero hizo una merecida fiesta en el Gigante de Arroyito, recién renovado y con más capacidad.

Central empató y luego festejó.
Central empató y luego festejó. Foto: Collage

Este martes Rosario Central empató con Banfield por la segunda fecha de la Copa de la Liga 2024. El encuentro, que terminó sin goles, tuvo muchos contratiempos relacionados con el estado del campo de juego del Gigante de Arroyito, recientemente reacondicionado para ampliar su capacidad. Luego del partido, el club realizó un festejo por el título obtenido en la Copa de la Liga 2023.

El partido tuvo un primer tiempo complicado. El estado de la cancha no permitió que la pelota rodara como debía y algunos jugadores tropezaron y estuvieron más ocupados sorteando los montículos de tierra y los panes de pasto levantados, que generando situaciones de gol.

A los 12 minutos, una jugada de Ignacio Malcorra junto con Tomás O’Connor permitió un remate ejecutado por Lautaro Giaccone que Marcelo Barovero paró con presteza. Fue quizás el único momento emocionante en la parte inicial, en la que Banfield destacó por sobre el rosarino.

Ni siquiera Jaminton Campaz, el protagonista de la novela canalla del verano, se lució durante el partido. A sabiendas de su peligro, el “Taladro” se encargó de marcarlo todo el tiempo y no le permitió actuar con comodidad, sumado a la falta de entrenamientos en conjunto, que lo descolocaron frente a algunas jugadas.

¿Cómo fue el segundo tiempo?

El partido se fue al entretiempo en cero y, al volver para el complemento, Central intentó mejorar la jugada, pero no pudo abrir el marcador por falta de creatividad y precisión. Por su parte, Banfield logró concretar algunas jugadas de riesgo que Jorge Broun pudo desarmar con facilidad, como un posible gol en contra de Mauricio “Caramelo” Martínez que casi infarta a más de uno.

Con un 0 a 0 y aún sin poder sumar de a tres, el canalla terminó un partido que prometía mucho, pero terminó sin momentos destacados. La cancha perjudicó, pero el club de Arroyito tampoco mostró creatividad.

central festejó tras el partido

Luego del partido, Central tuvo su celebración en el renovado Gigante de Arroyito, que ahora amplió su capacidad para 8.000 espectadores más y tiene un nuevo ingreso al campo de juego, tras modificarse el viejo túnel.

Con el Estadio repleto, los jugadores fueron recibidos en una fiesta que, a pesar del magro partido, no mermó los ánimos de los hinchas auriazules.

Hubo varios momentos destacados. El primero fue dedicado a pedir Justicia por el crimen de Ivana Garcilazo, la joven hincha del club que fue asesinada de un piedrazo tras el último clásico con Newell’s y cuyo homicida continúa prófugo.

Posteriormente, se dio lugar a los obreros que hicieron posible las reformas, para que reciban los aplausos por la obra de gran magnitud para que el Estadio se ampliara. Fueron aplaudidos y ovacionados mientras daban la vuelta olímpica.

Luego fue turno de los jugadores, que junto con el DT Miguel Ángel Russo, volvieron a celebrar el título, alzando el trofeo de la Copa de la Liga 2023 para llevarlo a dar la vuelta alrededor del campo de juego.

Jorge Broun, el capitán, tomó la palabra y habló en representación del plantel para todo el estadio: “Qué lindo todo esto, loco. Qué lindo es estar en casa. Este estadio fue fundamental para lograr lo que conseguimos y gran parte de eso se lo debemos a ustedes, bien merecido tienen esta fiesta igual que nosotros”.

Esto es Central, deseo que todo lo que venga sea mejor. Agradecerle a todos ustedes, a la dirigencia, a mi cuerpo técnico, a toda la gente del club y los empleados que trabajaron con nosotros. Esta es una etapa muy linda de mi vida”, expresó Russo a su turno, antes de quebrarse para generar uno de los momentos más emotivos de la noche.

La celebración terminó con la música en vivo de Bersuit Bergarabat, que interpretó varios de los temas que componen el cancionero canalla de las canchas.

Temas Relacionados