En paralelo con la investigación penal sobre la persecución en la que murieron arrollados dos ladrones, el Concejo Municipal recibió un proyecto para impedir que manejen las personas que cometen delitos con vehículos que requieren autorización legal de uso.

//Mirá también: “El Estado fracasó en todo”, dijo Javkin sobre persecución fatal en Fisherton

El objetivo central de la iniciativa es establecer una inhabilitación por 3 años de la licencia de conducir. La medida se aplicará a partir de una condena como autores o colaboradores a quienes hayan empleado un auto, una motocicleta o algún otro rodado en los hechos denunciados.

Por otra parte, el concejal Aldo Pedro Poy impulsa sanciones especiales para menores. En este caso, el edil del Partido Demócrata Progresista (PDP) propone una prohibición por un año a partir de que alcancen la mayoría de edad para hacer el trámite mediante el cual se otorga el carnet.

//Mirá también: Descartan patologías de base en el joven que atropelló y mató a dos ladrones

La presentación del dirigente del Frente Progresista contempla que el Ejecutivo municipal pueda aplicar medidas más severas en caso de reincidencia hasta llegar a una inhabilitación definitiva si se repiten los delitos.

A la hora de defender su proyecto, Poy indicó que en Rosario “se han incrementado los arrebatos en la vía pública, balaceras, entraderas, salideras”. Al respecto, subrayó que “la gran mayoría de dichos delitos son cometidos con la utilización de un vehículo, generalmente auto o moto”.