En paralelo con la aclaración pública sobre el permiso para actividades deportivas al aire libre, el Gobierno de Santa Fe confirmó gestiones para reabrir escuelas secundarias en Rosario y San Lorenzo. El objetivo es que la Nación amplíe la habilitación que se dictó el último sábado.

//Mirá también: Vuelven las clases presenciales en Rosario y San Lorenzo

“Queremos ver si podemos avanzar en un esquema para incrementar la presencialidad en localidades pequeñas”, explicó este miércoles el ministro de Trabajo de la provincia, Juan Manuel Pusineri. Así descartó que se revise en los próximos días la suspensión en las cabeceras de cada uno de los departamentos.

El funcionario dejó en claro que la reapertura no depende de la Casa Gris. Al mismo tiempo ratificó la vocación de que se reanude la actividad en las aulas al máximo dentro los protocolos para prevenir contagios de coronavirus. Actualmente, eso sólo se permite en el nivel inicial y primario ambos distritos, mientras que el resto del territorio santafesino sigue con el sistema de burbujas.

//Mirá también: Jueza civil se declaró incompetente en el reclamo por las clases presenciales en Rosario

A la hora de repasar la situación epidemiológica, Pusineri enfatizó que en la provincia están ocupadas alrededor del 90% de las camas críticas. El promedio diario de nuevos casos de COVID-19 sigue cerca de las 2.000 notificaciones y subrayó que existe una tendencia de la curva a “amesetarse”, pero eso “aún tensiona fuertemente el sistema sanitario”.

Luego de la reunión por videoconferencia con intendentes y presidentes comunales, el ministro de Trabajo planteó que las restricciones actuales para superar la segunda ola de la pandemia se centran en tres conceptos. Por un lado, la disminución de la circulación y la prevención de aglomeraciones. Por otra parte, la disminución del uso de espacios cerrados. “Necesitamos trabajar alineados con las autoridades locales”, apuntó en cuanto al cumplimiento de las medidas.