Luego de la victoria de Newell’s por 3-1 ante Palestino, Germán Burgos rescató el juego del equipo y aseguró: “Me enamoré del club, ya soy de Newell’s”. El triunfo deja con chances a la Lepra se seguir avanzando en la Copa Sudamericana.

//Mirá también: Newell’s derrotó 3 a 1 a Palestino y sigue con vida en la Copa Sudamericana

El equipo fue de menos a más con gran porcentaje de disparos, 21 y 17 al arco, se está viendo una evolución muy buena”, remarcó el DT y señaló: ”Todo lo que estamos trabajando en la posesión para finalizar y meter gente en el área se ve porque 17 tiros al arco es mucho”.

Sobre la actitud de los juveniles en esta etapa en la que se sucedieron derrotas importantes, el Mono sostuvo que “los chicos son el futuro del club, dan la cara y me pone muy contento. El club tiene todo para pensar en el futuro”.

//Mirá también: Falleció el vicepresidente primero de Newell’s, Juan Matías

Los rosarinos necesitaban una mano por parte de Gioaniense y Libertad, que jugaban antes, y así fue, porque el empate en cero hizo que las chances de seguir en la competencia internacional sigan para Newell’s. Y ante esta situación Burgos advirtió: “Vamos a ir por todo, hoy se vio una clara mejoría y vamos a seguir luchando”.