Un hombre que se mantuvo ocho años prófugo tras haber asesinado a un adolescente de 16 años con el que mantuvo una discusión, finalmente irá a prisión. Fue condenado a diez años y ocho meses por homicidio agravado.

Este jueves se realizó el juicio oral a Miguel Ángel “Lolo” Laferrara por el hecho ocurrido el 26 de noviembre de 2012 a las 14:30 en Piamonte al 2300. De acuerdo a los fiscales Matías Edery y David Carizza, el imputado se apersonó en la vivienda de Gastón Barrera, menor de edad, y tras una discusión por una motosierra, lo golpeó con un arma calibre 9 mm. Luego le disparó en la cabeza, causándole la muerte

Luego este sujeto se mantuvo prófugo por ocho años en la ciudad de La Paz ,Entre Ríos y recién el 4 de noviembre de 2019 fue aprehendido, luego de una investigación sobre una camioneta Renault Amarok en la que se determinó que pertenecía al imputado y que éste circulaba con un carnet de conducir con otro nombre. La Fiscalía había solicitado la pena de 11 años de prisión efectiva. El tribunal unipersonal integrado por la Jueza de Primera Instancia María Isabel Más Varela lo condenó a 10 años y 8 meses de prisión efectiva por el delito de Homicidio agravado por el medio empleado, arma de fuego absolviéndolo por el delito de Portación legal de arma de fuego de guerra por el principio de in dubio pro reo.

Más tarde se conoció que esta camioneta había sido utilizada en el secuestro y posterior asesinato del prestamista Lucio Maldonado, hecho por el que el presunto narcotraficante, Esteban Alvarado, está sindicado como autor ideológico. Además, Laferrara, más conocido como “Lolo”, tiene un hermano al que señalan como el principal sicario de Alvarado.