Mamá de la nena que mató a su hermano en Arroyo Seco: “Jamás imaginé algo así”

Denuncian que un niño de 5 años fue asesinado a puñaladas por su hermana de 13 en una casa de Arroyo Seco ubicada sobre Garrahan al 1300.
Denuncian que un niño de 5 años fue asesinado a puñaladas por su hermana de 13 en una casa de Arroyo Seco ubicada sobre Garrahan al 1300. Foto: Facebook

Roxana reveló la charla que tuvo por Whatsapp con su hija el día del homicidio y dijo: “Esto se podría haber evitado”.

La muerte de un nene de 5 años apuñalado en Arroyo Seco generó estupor a nivel nacional ante la denuncia de que lo mató su hermanastra. La madre de la nena tardó cuatro meses en obtener asistencia en salud mental para la nena y aseguró: “Jamás imaginé que mi hija podría hacer algo así”.

Respecto de la conducta de la niña de 13 años, Roxana recordó que “notaba algo raro, pero no sabía cómo manejarlo”. Siempre tomaba recaudos para no dejarla sola con el más pequeño de la familia, pero el último lunes tuvo que hacer una excepción. El papá del chico estaba trabajando y ella debía ir a clases para terminar la secundaria.

Cuando llegó a la escuela, la mujer recibió un mensaje de Whatsapp que la alarmó: “Mamá, lo maté”. Cuando vio que la nena insistía, la llamó. “Me lo repitió tantas veces que ahí imaginé que había pasado algo malo de verdad”, recordó.

Preocupada por la advertencia, Roxana se volvió a su casa en María Garrahan al 1300. En simultáneo, le pidió al padre de su hijo que también fuera con urgencia hacia el barrio Santa Rita. Ni bien regresó, la niña no quería abrirle la puerta.

Finalmente, la mujer de 32 años pudo entrar y se encontró con el cuerpo sin vida del nene. Estaba “tirado en el piso, boca abajo y lleno de sangre”. A su lado, su hermanastra se había sentado en una silla “como si nada”, según relato de su mamá.

El “amigo imaginario” y la falta de ayuda en Arroyo Seco

Aunque la investigación sobre el homicidio se maneja con estricta reserva en el Juzgado de Menores 2 de Rosario, la madre de la niña le contó a TN cómo fue la primera entrevista que tuvo una psiquiatra con su hija. “¿Sabés lo que le dijo? Le echó la culpa a su amigo imaginario”, apuntó.

La chica de 13 años fue trasladada a un hospital de la cabecera departamental tras la muerte del nene en Arroyo Seco. Desde entonces se encuentra bajo evaluación y los especialistas creen que tuvo una “crisis impulsiva” por un trastorno mental de base.

El operativo por la muerte del nene se llevó a cabo la noche del 19 de septiembre.
El operativo por la muerte del nene se llevó a cabo la noche del 19 de septiembre. Foto: Canal 6 Arroyo Seco

Según explicó Roxana. su hija siempre le pedía a su amigo imaginario “que no lastimara a su hermanito”. A esto añadió: “Justo esa vez, no estuvo para salvarlo”.

La madre de la nena todavía no pudo ir a verla desde la muerte de su hijo. Su cuñado y su mamá fueron a visitarla a Rosario.

“Esto se podría haber evitado”

Según el relato de la Roxana, su hija era atendida por una psicóloga una vez por semana en Arroyo Seco. En los últimos meses visitó a varios especialistas para buscar otro tipo de tratamiento, pero las consultas eran breves y le dieron respuestas. “Me decían que no podían medicarla porque no veían nada extraño, pero para mí todo era extraño”, señaló.

En medio de su “inmenso dolor”, la mujer oriunda de Arroyo Seco aseveró: “Esto se podría haber evitado”. De esta manera se quejó de la atención que recibió la nena antes del homicidio. Según explicó, los profesionales de salud mental sólo la “revisaban dos minutos”. Cuando volvían a su casa, “ella muchas veces tenía la mirada perdida” y no contestaba cuando su madre le hablaba.

Los chicos jugaron juntos la tarde previa al homicidio en el barrio Santa Rita.
Los chicos jugaron juntos la tarde previa al homicidio en el barrio Santa Rita.

Frente a la muerte del nene de 5 años, Roxana se encontró gritándole a su hija en busca de explicaciones. “Agarré el cuchillo que estaba en el piso, lo alejé y salí a la calle a pedir ayuda”, apuntó.

El papá del chico tuvo una crisis nerviosa cuando llegó a la casa del barrio Santa Rita. Después, sus familiares se lo llevaron a Villa Constitución. Mientras tanto, la Justicia provincial busca respuestas para el caso de la niña, que es inimputable por el homicidio.