El Concejo Municipal aprobó un proyecto para agregar en los certificados de salud de deportistas y árbitros con competencia en la ciudad, estudios específicos por “posibles secuelas post Covd 19″.

Cabe indicar, que en la ciudad existe una ordenanza que data del año 1973 y luego modificada en 2016 donde se establece la obligatoriedad de la presentación de un Certificado Médico Deportivo, extendido por un profesional médico para todo deportista y/o árbitro que intervenga en cualquier tipo de competición oficial dentro del municipio.

Con el covid, la situación cambió, y el concejal Ariel Cozzoni propuso modificar la norma indicando que los deportistas y árbitros que intervengan en cualquier tipo de competición oficial dentro del municipio, deberán presentar un Certificado Médico Deportivo. El mismo deberá ser extendido por un profesional médico de acuerdo al Colegio de Médicos de la Provincia de Santa Fe, debiendo incorporar estudios para “determinar posibles secuelas Post Covid 19″ a fin de efectuar las recomendaciones pertinentes.

En ese sentido, la norma propone que se podrá incluir, - a criterio del médico actuante-: análisis clínicos, electrocardiograma de 12 derivaciones, ergometría, ecocardiograma doppler, eco doppler vascular, Holter, y en general “todos los estudios complementarios pertinentes de conformidad a los antecedentes y estado del requirente”, establece la iniciativa del edil.

En ese sentido, su iniciativa se basó en investigaciones y estudios científicos sobre la enfermedad que dan cuenta que las “consecuencias y secuelas Post Covid” pueden afectar a todas aquellas personas que han padecido la enfermedad de manera diversa. Dichas investigaciones, advierten “sobre consecuencias cardiológicas, neurológicas, motrices, digestivas, de fatiga frecuente”, apuntó el concejal.

Además Cozzoni recordó episodios de público conocimiento sobre casos de personas que han tenido problemas serios de salud en su retorno a la práctica de actividades físicas y deportivas – inclusive algunos de alto rendimiento - estimándose que tales afecciones son consecuencia o secuela del Covid 19.

El Concejo también aprobó iniciativa donde se establece que “tanto los gimnastas como los docentes, deberán contar con el certificado de salud anual, y actualizado, incluyéndose los destinados a determinar secuelas “Post Covid 19″.