La aceleración de los contagios de coronavirus en Santa Fe tras la eliminación del uso obligatorio de barbijo no se sostuvo. Según datos oficiales, los casos nuevos se redujeron casi 25 % en la semana anterior, una evolución que contrasta con el rápido incremento en el período anterior.

El informe del Ministerio de Salud confirmó este lunes que hasta el domingo se registraron 739.370 pacientes con COVID-19 y 9.218 muertes. En los últimos siete días sólo se reportaron dos fallecimientos en comparación con los 13 acumulados entre el 24 de abril y el 1° de mayo.

Desde la cartera sanitaria precisaron que la semana pasada se sumaron 469 casos de coronavirus. Esto representa una caída del 24,7 % respecto del período anterior, cuando reportaron 623 diagnósticos positivos y un incremento del 50 por ciento.

Actualmente la tasa de recuperación de COVID-19 es del 98,5 % y se mantiene en su máximo histórico. De acuerdo a registros oficiales, el 1,25 por ciento de las personas infectadas fallecieron desde que se declaró la pandemia.

Por otra parte, el Gobierno provincial confirmó que ya aplicaron 8.366.923 vacunas contra el coronavirus en Santa Fe. Hasta el momento, 2.107.125 habitantes recibieron la dosis de refuerzo para completar el esquema de protección.