El intendente Pablo Javkin asistió este jueves a la apertura del período de sesiones ordinarias del Concejo Municipal de Rosario. Cerca del primer aniversario desde la declaración de la pandemia de coronavirus, recordó el “dolor” por las muertes y valoró la gestión local frente a la emergencia sanitaria.

Fuimos ejemplo para muchos y eso debe llenarnos de orgullo”, afirmó el ex diputado nacional en su segunda intervención en el Palacio Vasallo como titular del Ejecutivo. Previamente ponderó la tarea de quienes trabajan en el sistema de salud y afirmó: “No creo que los hayamos aplaudido lo suficiente”.

El dirigente del Frente Progresista instó a sostener las medidas de prevención del COVID-19 el día después de que la ciudad registrara 2.000 fallecimientos por la pandemia. En este sentido, dijo: “Los rosarinos y rosarinas que no están son ojos que nos miran y nos exigen que nos cuidemos”.

Bajo un protocolo para garantizar el distanciamiento social, preventivo y obligatorio, la ceremonia comenzó pasadas las 12 con un breve mensaje de la presidenta del cuerpo, María Eugenia Schmuck. Antes de que el intendente tomara la palabra, las autoridades hicieron un minuto de silencio por el deceso de Juane Basso, uno de los referentes de la agrupación Hijos.

A la hora del discurso, Javkin optó por una apertura con hincapié en la cuestión sanitaria. Minutos más tarde, cambió el eje e hizo un pedido fuerte de mayor seguridad al Gobierno de Santa Fe y el Ejecutivo nacional. “Muchas balas, mucha sangre. Necesitamos que nos cuiden más. Reclamamos resultados directos de mayor impacto a la hora de proteger a los vecinos”, afirmó.