La Asociación Empleados de Comercio (AEC) anunció este martes el cierre de Falabella en Rosario. La situación de la tienda era materia de preocupación desde hace varios meses y ahora la empresa finalmente decidió abandonar definitivamente la peatonal Córdoba.

Desde el gremio estimaron que la sucursal tardará al menos 60 días en bajar la persiana. La medida afecta a 110 personas tras una reducción de personal con una serie de retiros voluntarios acordados el año pasado con quienes tenían mayor antigüedad, incluyendo a algunos trabajadores que venían de La Favorita.

“Lo que no sabemos es cómo van a pagar el crédito laboral”, señaló el secretario general del sindicato, Juan Gómez. El dirigente confirmó que fueron citados a una reunión con gerentes locales luego del primer aviso de parte de los directivos nacionales de la compañía de origen chileno.

El representante de los mercantiles consideró que la salida de Falabella es un “golpe terrible al centro” de Rosario en medio de la crisis agravada por la pandemia de coronavirus. A continuación, subrayó que los empleados “están muy tristes, más allá de que estaban preparados porque esto podía ocurrir”.

Ante la consulta de Radio 2, Gómez recordó que el cuerpo de delegados de AEC ya estaba en alerta por el plan de la empresa para irse definitivamente del país. En este sentido, consideró que la decisión no responde a un problema particular en la ciudad. “Córdoba facturaba el doble de y cerraron igual”, acotó.