Emiliano Vecchio fue la figura canalla en el triunfo 1 a 0 ante Deportivo Táchira que le permitió a Central avanzar a los cuartos de final de la Copa Sudamericana. “Este gol fue el más importante junto con el de San Lorenzo, porque nos permitió clasificar”, dijo el autor del único tanto de la noche y agregó: “Nunca había sentido tanta felicidad”.

//Mirá también: Rosario Central superó 1 a 0 a Deportivo Táchira y está en cuartos de final de la Copa Sudamericana

“Respetamos mucho a Táchira porque de local había ganado sus tres partidos de Copa Libertadores a Olimpia, Inter y Always Ready, y jugamos un gran partido en Venezuela, donde hicimos un gran esfuerzo, en una cancha muy difícil, y anoche los superamos sobre todo en el primer tiempo, pero no pudimos ampliar la diferencia, aunque creo que por el esfuerzo y la humildad de este equipo nos merecemos esta clasificación”, indicó en videoconferencia tras el partido.

El entrenador de Rosario Central, Cristian "Kily" González valoró el pase de ronda en la Copa SudamericanaAgustín Marcarian | Reuters

“Cuando recordamos la primera derrota en este torneo contra 12 de Octubre en Paraguay, en el comienzo de la Sudamericana, sabíamos que empezar así no es lo mejor, pero nos hizo darnos cuenta de que tenemos que ir de la mano de la humildad”, apreció. Central se clasificó para cuartos de final de Sudamericana por primera vez en este certamen y sostuvo Vecchio que su felicidad “y la que sienten los compañeros por estar entre los ocho mejores, es algo inédito”.

“Pero ahora no podemos perder la humildad porque nuestro próximo rival, Bragantino, es un equipo difícil, pero ya vamos a tener de vuelta a Jorge (Broun), a Marco (Ruben) y a Miilton Caraglio y vamos a estar más fuertes”, vaticinó ante la consulta de Télam.

//Mirá también: Ángel Di María agradeció el reconocimiento que le hicieron los hinchas de Central en la previa del partido

Por su parte, el director técnico de Central, Cristian “Kily” González, respondió sobre el significado de que el equipo se clasifique por primera vez a los cuartos de final y que, además, sea el único argentino que sigue en la Sudamericana. “Es un orgullo que nos tiene que llenar de felicidad, porque la gente de Central se tiene que sentir orgullosa de estos jugadores ya que hoy nueve de los 11 eran jugadores del club, que es el proyecto por el que apostamos”, señaló.

“Por eso me voy feliz, porque por ejemplo el arquero Juan Pablo Romero, que es un luchador, que la peleó siempre en el club, reemplazó muy bien a ‘Fatura’ Broun, demostrando que hay futuro”, cerró.