Después del ataque contra la casa de su hermano, el vicepresidente de Newell’s, Cristian D’Amico, abonó la hipótesis oficial de que la barra brava está detrás de la balacera en Funes. “No sé qué pueden querer porque no tenemos relación”, aseveró en vísperas de las elecciones programadas para este domingo en el club.

//Mirá también: Balearon la casa de familiares de Cristian D’Amico, vicepresidente de Newell’s

“Estoy indignado, mi familia está muy mal. Ya esto es una locura”, expresó el directivo rojinegro sobre el atentado. A continuación destacó la respuesta del Ministerio de Seguridad de Santa Fe para esclarecer el hecho y advirtió: “Estos actos cobardes no los podemos permitir mas. No nos van a amedrentar”.

El candidato del Frente Rojinegro afirmó que continuará “trabajando para erradicar a todos los violentos” de la institución. “No podemos volver a la época de Eduardo López”, sostuvo respecto del fallecido expresidente de la entidad del Parque de la Independencia.

//Mirá también: Newell’s repudió ataque a balazos en la casa de familiares de Cristian D’Amico

D’Amico subrayó que confía “plenamente” en la actuación de la Justicia y aludió a “pistas muy concretas” sobre la balacera frente a la casa de su hermano. “Esto se va a resolver antes de lo que todos se imaginan y más de uno se va a llevar una sorpresa”, anticipó en un reportaje con Radio 2.

La vivienda ubicada sobre Facundo Quiroga al 2700 recibió más de una decena de disparos.@gbelluati | Twitter

A pesar de la situación de su familia, el directivo rojinegro enfatizó que en el club “están dadas las condiciones de seguridad” para celebrar las elecciones. Además se plantó como el favorito dentro de la campaña y se presentó como el “futuro presidente a partir del domingo a la noche”.

En relación a lo ocurrido en las últimas horas, el empresario se mostró “muy contento” con la gestión del Ministerio de Seguridad provincial. “Nos dieron respuesta inmediata y contención”, ponderó.

Finalmente, D’Amico también aprovechó la entrevista para disparar contra sectores de la oposición cuentan con el apoyo de integrantes de la barra brava rojinegra durante la era López.