El desahogo de un trabajador rural por la lluvia en Oliveros: “Estábamos muy tristes porque se estaba muriendo toda la cosecha”

Un trabajador de Oliveros festejó la llegada de la lluvia, un alivio para el campo en Santa Fe.
Un trabajador de Oliveros festejó la llegada de la lluvia, un alivio para el campo en Santa Fe. Foto: INTA

Saltos abajo del agua, girando sobre la tierra empapada, Diego Fernández dejó a la vista la impotencia que viven en el campo y la alegría que dejó la lluvia.

La lluvia en algunas partes de la provincia de Santa Fe, trajo alivio para muchos, pero en espacial para el campo. Esto quedó a la vista en el video de Diego Fernández, un trabajador rural de Olivero, que festejó la llegada del agua como la consagración en el Mundial de Qatar.

La sequía está haciendo estragos en toda la provincia y por eso la emoción, alegría y el desahogo de Fernández cuando llegó la tan ansiada lluvia. Según detalla Rosario3, en esta zona habrían caído unos 50 milímetros en un par de horas; el campo se encuentra ubicado entre Serodino y la Ribera.

Qué dijo el trabajador rural, tras los festejos por la lluvia en Santa Fe

“Con la sequía que hay se estaba muriendo toda la cosecha. Teníamos soja sembrada y quedó el maíz sin sembrar porque con la falta de agua no se podía”, señaló Fernández en diálogo con Radiópolis (Radio2), y detalló que hacía unos 9 meses que no caía esta cantidad de agua en la zona.

Esta situación hace ilusionar al trabajador con poder sembrar, al menos, maíz de segunda, pero al mismo tiempo remarcó que hace falta aún más agua para que sea posible, y el pronóstico no tiene registros de más lluvias, al menos durante este primer mes del año. Este faltante de agua genera grandes pérdidas en el sector: “No sirve ni para darle a los animales y eso va a ser otro problema en invierno”, explica Fernández sobre el maíz de primera que algunos productores sembraron.

Pérdidas de cultivos en la provincia de Santa Fe

Esta situación climática es alarmante y preocupante para el sector del campo, y los datos que revelaron desde la Guía Estratégica para el Agro (GEA) lo confirman: el 40% de los cultivos se perdió. “Son 80.000 hectáreas que dejarán 1.500 u$s/ha de pérdidas en campo alquilado y 780 u$s/ha en propio”, detallaron desde la Bolsa de Comercio de Rosario.

Además, desde GEA proyectaron que esta campaña de cosecha de soja dejará un 13% menos que el último año, es decir, que serán unas 37 millones de toneladas, y esto podría condicionar la economía del país.

Temas Relacionados