Mía es una nena rosarina de nueve años que padece fibrosis quística, una dura enfermedad por la cual está internada hace 17 días en el Hospital Vilela. La obra social le cortó el financiamiento del tratamiento y lanzaron una campaña solidaria para ayudarla.

La fibrosis quística es un trastorno hereditario que causa daños graves en los pulmones, el sistema digestivo y otros órganos del cuerpo. Se trata de una enfermedad progresiva, sin cura pero con posibles tratamientos para mejorar la calidad de vida de quienes padecen este trastorno. Mía necesita tomar tres pastillas por día y hace dos meses que tiene una menos por esta decisión de la obra social Aleara, según sus familiares. Su salud desmejora día a día por eso necesitan ayuda económica urgente.

Hospital de Niños Víctor J. Vilela

Dijo que la obra social cortó el tratamiento sin previo aviso, adjudicando los motivos en la falta de un estudio genético necesario para continuar con la provisión del servicio de forma correcta. Sin embargo, planteó que ese estudio justamente es el que presentaron cuando Mía fue diagnosticada con esta enfermedad, a los cuatro meses de vida, sin que hubieran tenido algún problema hasta ese momento.

“Ya no sabemos para dónde correr mientras ella está tirada en la cama”, expresó Oscar y contó que su hija está sufriendo mucho la falta de medicación por lo que recibe inyecciones diarias con morfina para aplacar el dolor. Es por eso que pidió ayuda a la comunidad para poder sortear los gastos que demanda el tratamiento de su hija.

Desde el Sindicato de Trabajadores Custodios (UPSRA) se sumaron a la campaña solidaria para ayudar a Mía. “Pedimos colaboración a la sociedad para salvarle la vida”, señaló Ariel Batrichevich, representante gremial en Rosario del gremio de Custodios. Por lo pronto, “muchos trabajadores buscar afiliarse a nuestro gremio y nos encontramos con el freno de la empresa City Center”, indicó el representante gremial de UPSRA.

Datos de la cuenta para donar dinero:

CBU 06 500 60 30 20 000 11 29 83 77