El senador departamental de San Lorenzo, Armando Traferri presentó este miércoles ante la Comisión de Acuerdos de la Legislatura una denuncia contra los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra, del Ministerio Público de la Acusación (MPA) por espionaje ilegal en la causa de juego clandestino.

De acuerdo al “Pipi”, los fiscales requirieron de manera ilegal los datos de tráfico, en un período de al menos dos años, de una línea de telefonía celular que el Senado le asignó al legislador. Cabe recordar que la única razón por la que Traferri todavía no fue imputado en la causa de juego clandestino es por los fueros legislativos con los que cuenta.

“Antes, durante y después del fallido pedido de desafuero realizaron directamente pesquisas indiscriminadas sobre datos de tráfico de mi celular”, planteó el senador provincial y agregó que ese tipo de información recolectada “por sus características y extensión, requiere necesariamente de la orden de un juez, de la cual carecieron absolutamente. Eso es ilegal sin vueltas”.

Traferri desarrolló a lo largo de las 40 carillas de la denuncia evidencias de que las acusaciones en su contra son parte de una operación política, y destacó que su enfrentamiento con el gobernador Omar Perotti lo convierte en “una persona molesta para algunos”. En ese marco, aseguró que la declaración del ex fiscal Gustavo Ponce Asahad fue direccionada con este objetivo. Al respecto transcribió partes de los dichos del ex funcionario del MPA donde mencionaba a otras personas supuestamente los fiscales obviaron investigar.

El senador reafirmó que el ideólogo de esta operación es el ya destituido titular de la Oficina de Investigaciones del MPA, Marcelo Sain, a quien también relacionó a un escándalo por el manejo ilegal de escuchas.

Traferri aseguró en su denuncia que las acciones de los cuestionados Edery y Schiappa Pietra “responden ya a una matriz de ilegalidad funcional en el desempeño de un sector del MPA que, incluso desborda al control de su jerarquía natural y su organismo de vigilancia de gestión y auditoría”. Y agregó que hay un “MPA corporativamente militante, con relación a los supuestos hechos delictivos que se me pretenden adjudicar” y que “es el organismo fiscal en su conjunto, el que está condicionado en su objetividad para atender en esta denuncia, cuyo avocamiento solicito”.

El legislador también apunta contra los fiscales por las series irregularidades en el procedimiento abreviado por el cual el ex fiscal Gustavo Ponce Asahad pudo salir en libertad, en tiempo récord, sin abonar multas y a pesar de haber admitido el cobro de coimas. Traferri ya había denunciado por este hecho a la jueza María Isabel Más Varela por homologar el acuerdo, que fue acordado y propuesto por los fiscales.