Amenazas en nombre de “Los Monos”: detectaron ocho llamadas en 11 días

El 25 de noviembre se registraron advertencias similares por las que evacuaron los Tribunales federales.
El 25 de noviembre se registraron advertencias similares por las que evacuaron los Tribunales federales. Foto: @radio2rosario

En las grabaciones registraron advertencias sobre el uso de explosivos para atentar contra policías de Rosario.

La Justicia de Rosario ordenó este sábado la prisión preventiva del presunto autor de las amenazas a la policía en nombre de “Los Monos”. La Fiscalía planteó que el detenido hizo ocho llamadas en 11 días. En la última prometió: “Esta noche tumbamos a siete”.

La mitad de las grabaciones telefónicas corresponden a la guardia de prevención de la Agencia de Control Policial (ACP) de Santa Fe, que tiene su sede en Catamarca al 1300. Según los investigadores, Rubén Darío Figueroa se comunicó con esa línea cuatro veces entre el 24 y el 25 de enero para avisar que colocaría explosivos.

En ese lapso también llamó al 911 para lanzar la misma advertencia respecto de la Terminal de Ómnibus Mariano Moreno. En todos los casos, el imputado actuó entre la medianoche y la madrugada. En una ocasión amenazó con hacer estallar un colectivo interurbano en el que circulaba personal de las fuerzas de seguridad provinciales.

Entre los mensajes que el fiscal Matías Edery recopiló para presentar ante el juez Facundo Becerra, uno de ellos se refiere a un posible ataque a balazos contra la ex dirección de Asuntos Internos en el centro de Rosario. Al igual que en los demás episodios, nunca se registraron agresiones ni se hallaron bombas u otros artefactos similares.

De acuerdo a la evidencia recabada hasta el momento, la última llamada de Figueroa al 911 fue el miércoles. En esa oportunidad se presentó como familiar de los Cantero y advirtió: “Tengan cuidado con los colectivos que llevan polis al norte”.

A pesar de que no trascendieron indicios de su relación con “Los Monos”, el hombre de 59 años quedó bajo prisión preventiva por el plazo de ley. El fiscal Edery lo imputó por intimidación pública y amenazas calificadas por ser anónimas.