Horas después de que tomara estado público la denuncia sobre un “vacunatorio VIP” en el Hospital Eva Perón, el vicepresidente de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), Alberto Joaquín, confirmó que fue atendido allí. Sin embargo, defendió su pedido para ser inoculado contra el coronavirus.

//Mirá también: Investigan denuncia sobre un “vacunatorio VIP” en el Hospital Eva Perón

“A mediados de enero tuve una recaída en mi condición de hipertenso”, explicó el funcionario de 78 años a través un comunicado difundido este miércoles a la noche. Allí indicó que su estado de salud “potenciaba los riesgos que ya estaba corriendo” y añadió que ocupa un alto cargo en la firma de un “sector esencial” frente a la pandemia de COVID-19.

El directivo de la compañía confirmó que pidió ser vacunado y el 2 de febrero recibió la primera dosis en el efector de Granadero Baigorria. La segunda inyección se la aplicaron el 11 de marzo en el mismo nosocomio.

//Mirá también: Profesionales del Eva Perón rechazaron la existencia de un vacunatorio VIP y cargaron contra el denunciante

Muy lejos está de mi persona la supuesta participación en un vacunatorio VIP”, manifestó Joaquín en el escrito con el que se sumó a la desmentida de los propios médicos del Eva Perón.

El vicepresidente de la EPE asumió su cargo en octubre, época en la que la provincia de Santa Fe registró el pico de contagios de la primera ola. A la hora de defender su labor, recordó que aceptó el puesto ad honorem. En el texto reproducido por Radio 2, remarcó: “Pese a todas las dificultades que la pandemia generaba, fui cumpliendo con las múltiples obligaciones que el cargo requería”.