El contagio de coronavirus de una docente de Oliveros derivó en el aislamiento preventivo de más de 80 estudiantes. La medida se adoptó debido a que la mujer está bajo monitoreo como un posible caso de la variante Delta a raíz de los resultados de los primeros exámenes que le realizaron.

//Mirá también: No hay pacientes de coronavirus en terapia intensiva en Rosario tras 561 días

El director del centro de salud local, Fabio Delena, explicó que la maestra de la Escuela Juan XXIII tuvo síntomas de rinitis y tos después de un viaje a Córdoba. El último jueves se sometió a un test rápido que dio positivo por COVID-19 y el resultado fue ratificado al día siguiente mediante una prueba PCR.

El funcionario explicó que puede tratarse de un caso de variante Delta porque los estudios no coinciden con las cepas anteriores. De esta manera, decidieron enviar muestras al Instituto Malbrán en paralelo con el tratamiento de la paciente y las medidas para evitar la propagación de la enfermedad en el pueblo ubicado 40 kilómetros al norte de Rosario.

//Mirá también: Todos los adultos anotados en Rosario recibieron al menos una vacuna contra el COVID-19

En diálogo con Radio 2, el médico informó que el plan para prevenir nuevos contagios incluyó el aislamiento de unos 80 chicos y chicas de dos cursos de la secundaria. Hasta el momento, nadie presentó síntomas. Lo mismo ocurre con el padre y la madre de la docente infectada.

Desde la escuela destacaron que durante el fin de semana hicieron una profunda limpieza y sanitización además de las tareas habituales. De esta manera, resolvieron abrir las puertas este lunes para continuar con las clases.