La intendenta consideró que es un servicio básico por lo cual se mantendrá la tarifa actual.


Este viernes la intendenta Mónica Fein desestimó que vaya a producirse un aumento del boleto del transporte público “porque es un servicio”.

En el marco de la profunda crisis por el aumento de las naftas y la presión por las paritarias de los choferes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), la mandataria local aseguró: “No vamos a aumentar el precio del transporte“.

“Estamos muy preocupados con lo que está pasando a nivel nacional, hay empresas de gran envergadura que se han presentado en convocatoria de acreedores. Todos los días nos enteramos de una nueva mala noticia: que aumenta el gasoil, que aumenta el dólar y, por lo tanto, aumenta el costo del transporte“, afirmó.

La intendenta, que tiene la potestad de modificar el precio, sostuvo que se va a mantener el costo actual “porque es un servicio básico que debe prestarse”.

“Nosotros y las empresas hemos hecho una gran inversión. El 70 por ciento de las unidades del transporte rosarino son nuevas. La verdad es que esperamos que el Gobierno nacional deje de afectar el servicio, no solo recortando el subsidio, como lo hizo, sino también sosteniendo alguno de los parámetros, como el combustible, como la inflación para que sistema de transporte sea sustentable”, agregó.

El último aumento del transporte público de pasajeros se implementó el 1° de enero, acumulando un incremento del cien por ciento en un año.

Estadística del Observatorio Social de Transporte.






Comentarios