Dos serán las denuncias que realizará el Gobierno de Santa Fe, una en la Justicia provincial y otra en la federal, preocupado por los vínculos entre el falso abogado Marcelo D'Alessio e integrantes de la banda Los Monos, tal cual lo difusió la prensa la semana pasada.

Los encargados de confirmar la decisión del gobernador Lifschitz fueron sus ministros de Seguridad y de Justicia, Maximiliano Pullaro y Ricardo Silberstein, quienes en conferencia ante periodistas mencionaron que buscan que se investiguen los delitos de asociación ilícita, extorsión y usurpación de títulos.

Silberstein dijo que "se ha verificado que D'Alessio se reunió con uno de los jefes de Los Monos. Esto nos lleva a hacer una presentación para que se investigue una presunta asociación ilícita que pone en juego la institucionalidad de la provincia. Además, la extorsión, por las declaraciones del jefe de Los Monos. Y la usurpación de títulos, porque este señor no tendría el título de abogado", finalizó.

"Queremos que se sepa qué sucedió, qué hacían servicios de inteligencia, o que se presentaban como servicios de inteligencia, en Santa Fe reuniéndose con sectores criminales", enfatizó Pullaro a la hora de justificar las denuncias y agregó: "Pretendemos como gobierno echar luz a esta situación".

“El gobierno de Santa Fe vivió muchas situaciones que entendimos o pensamos que iban más allá de los brazos ejecutores, y que podrían tener que ver con sistemas de inteligencia", mencionó el titular de la cartera de Seguridad y acto seguido recordó algunos episodios.

“Recuerdo lo que sucedió el año pasado con las balaceras a edificios de justicia, a domicilios de jueces, de personas que trabajaban en el Poder Judicial. Desde la cárcel de Ezeiza se dieron las órdenes para que se lleven adelante. Tenemos que saber cuál o qué cabeza pensaba estos hechos que vivimos con profunda tristeza", repasó el funcionario y sumó que “creemos que estos hechos no son pensados desde las cárceles, parecerían tener una lógica que no"