Se firmó un acuerdo de cooperación con el Instituto Provincial Aborigen Santafesino  para tratar de llevar este servicio a 363 localidades.


El ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay,y representantes del Instituto Provincial Aborigen Santafesino (IPAS), rubricaron este jueves un compromiso de cooperación para implementar un programa destinado a gestionar estrategias de saneamiento y acceso al agua potable para las comunidades originarias de la provincia de Santa Fe.

Tenemos una visión de llegar a las 363 localidades de la provincia con agua tratada de los ríos Paraná, Coronda y San Javier. Se trabaja en ese sentido con una fuerte inversión, desarrollando los grandes acueductos, pero también con todas las localidades que no están dentro de sus trazas en lo que es la ampliación del servicio de agua”, manifestó Garibay.

“Lo que hoy asumimos es ese compromiso de trabajar con cada una de las localidades, identificar cuáles son las potenciales demandas, cuáles pueden llegar a ser las inversiones necesarias para que las comunidades puedan tener acceso a un agua de calidad que les permita desarrollarse. Le apostamos muy fuerte al desarrollo en el territorio, creemos que todos los santafesinos tienen derechos”, subrayó.




Comentarios