El pequeño de 3 años que vivía con un matrimonio santafesino pasó este jueves su primera noche con una nueva pareja en medio de un polémico proceso.


Kiki se aferraba a nosotros en el hall y lloraba“, así Sergio Gigliotti describió cómo fue la entrega del niño de 3 años que pasó dos con él y su mujer, quienes formaban parte del programa Familias Solidarias y lo mantenían bajo su tutela.

El caso conmocionó a la ciudad de Santa Fe ya que el estado provincial solicitó a Gilgiotti que devuelva al pequeño cuando la pareja pretendía adoptarlo. Lo cierto es que Kiki este jueves pasó su primera noche en una casa de la localidad de San Carlos, no con sus adoptantes definitivos, si no en el marco de otra guarda temporaria.

“En las últimas horas antes de dejarlo nosotros le explicábamos a Kiki cómo era el proceso y él se secaba las lagrimas“, relató el hombre que se dedica al periodismo en la capital provincial y en las últimas horas expuso el tema en la prensa.

Todavía angustiado por el proceso Gilgiotti dijo que “fue muy duro volver a casa y ver los juguetes” y en diálogo con Radio 2 se preguntó “¿Cómo habrá pasado la noche sin nosotros mi niño?”.

La pareja santafesina pretendía lograr la adopción definitiva luego del vencimiento del plazo de 6 meses de la guarda temporal que habían aceptado como parte del programa Familias Solidarias.

El menor fue llevado a una casa de San Carlos, localidad donde está uno de sus hermanitos de 8 meses. Este jueves, el proceso de restitución del pequeño Kiki a la sede de la Subsecretaría de Derechos del Niños, Niñas y Adolescentes en Santa Fe se realizó en medio de una manifestación de familias que atraviesan problemas similares a los de Gigliotti.

“Nuestra intención ahora es hablar con el ministro de Desarrollo Social, Jorge Álvarez. Se lo pedimos en privado, y ahora lo hacemos público esperamos que no atienda”, manifestó el hombre que no se resigna a perder el contacto con el niño.






Comentarios