El titular del Sindicato Luz y Fuerza, Alberto Botto, indicó este lunes por la tarde que "el acatamiento ha sido altísimo" en Rosario durante las primeras horas del paro lanzado por la CGT contra la reforma previsional que analizaba la Cámara de Diputados de la Nación.

El cese de actividades que modificó rápidamente el movimiento en el centro de la ciudad mudó el centro de atención a la Plaza San Martín, donde organizaciones políticas y gremiales se manifestaban y seguían la sesión en el Congreso a través de una pantalla que transmitía el debate.

Desde el Movimiento Sindical Rosarino (MSR) aseguraron que la medida de fuerza que sumó la adhesión de múltiples sectores se llevaba a cabo con "total normalidad" a nivel local y afirmaron: "Somos los que no estamos de acuerdo con este modelo".

"No queremos dejar pasar y repudiar cómo se está reprimiendo a los que van a manifestarse pacíficamente (en Buenos Aires). No descartamos infiltraciones de parte del Gobierno para descalificar la protesta", advirtió Botto.