Los profesionales llegan a desempeñarse en el Gran Rosario que es la región más complicada por la curva de contagios de coronavirus.


Cumpliendo con un aislamiento estricto, debido a que dio positivo para coronavirus, la ministra de Salud de Santa Fe, Sonia Martorano, reconoció este viernes que el sistema sanitario en Rosario y sur provincial “está estresado”.

La funcionaria, que en rigor de verdad se recluyó en su casa desde hace siete días, cuando tuvo síntomas leves de la enfermedad, prefirió no emplear un tono alarmante sobre la situación que se vive puntualmente en la Cuna de la Bandera, que este jueves por caso expuso 706 contagios en una sola jornada, cifra que una vez más rompió le record diario.

No podemos hablar que el sistema está colapsado, sí en cambio está estresado”, indicó la titular de la cartera sanitaria que en contacto con Canal 3 añadió que “desde el inicio de la pandemia nos preparamos para 20 mil contagios” .

“Recién superado ese número, ahora hay que presumir otros 20 mil. Lo más importante es que no se den todos juntos. Un dato alentador es que el ingreso a terapia es de no más del dos por ciento de los casos”, mencionó la ministra. Este jueves Santa Fe alcanzó los 22.937 infectados desde el inicio de la pandemia. La mitad corresponde a la cuna de la bandera.

Llegada de enfermeros

Ante el problema evidente que existe en torno a la falta de personal de salud para atender los contagiados que requieren internación, Martorano confirmó la llegada de 30 enfermeros de la ciudad de Santa Fe, que estarán alojados muy cerca del Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, y que en realidad prestarán servicio en el Hospital Modular montada en el mismo predio.

“Se hará un corte de 15 enfermeros, que trabajarán en una primera etapa, y luego vendrán los otros 15. Si más adelante los casos se suman en Santa Fe capital se producirá el proceso inverso”, sumó.


En esta nota:

Salud Sonia Martorano


Comentarios