La Justicia continúa buscando testigos y decidió entrevistar a familiares y allegados a la víctima.


Pasadas 48 horas desde el aberrante asesinato de Lorena Riquel en la zona oeste de Rosario, la Justicia provincial pretende que se profundice el examen forense para determinar si fue violada antes del femicidio. Los detalles de la pesquisa trascendieron luego de la protesta de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) por el caso.

Fuentes oficiales apuntaron que los datos preliminares de la autopsia por parte del Instituto Médico Legal (IML) no fueron concluyentes a la hora de buscar signos de abuso sexual. Dado que se advierten algunas lesiones compatibles con ese tipo de agresión, la Fiscalía solicitará mayor precisión en el informe final que se incorporará a la causa sobre el crimen de la militante social.

Tras la manifestación que se llevó a cabo por la mañana en el Centro de Justicia Penal, la unidad de Homicidios Dolosos avanzó en la búsqueda de posibles testigos y la entrevista a allegados y familiares de la mujer de 39 años. Hasta el momento, la primera denuncia ante la policía indica que el autor del asesinato discutió con ella antes de pegarle en el cráneo con pedazos de cemento de una vereda rota sobre Rueda al 5500, el lugar en el que hallaron el cadáver.

Ante los primeros indicios de que el femicidio podía estar vinculado a la actividad de trabajadoras sexuales en la zona de Presidente Perón y Liniers, referentes de la CCC negaron que Riquel se ganara la vida de esa manera. En cambio, recordaron que solía vender pañuelos y medias en la calle y que esa noche había ido a la casa de unas amigas para celebrar su cumpleaños.




Comentarios